Análisis DAFO: cómo hacer un análisis real de una empresa

Análisis DAFO: cómo hacer un análisis real de una empresa
5 (100%) 1 vote

Al tomar decisiones estratégicas en tu empresa, ya sea grande o pequeña, siempre tendrás que lidiar con la incertidumbre del futuro. Para ayudarte está el análisis DAFO.

Te suena esta situación ¿verdad?

Las dudas te invaden: Qué productos desarrollar, en qué acciones focalizarte, dónde invertir más recursos, qué dirección tomar, etc.

Y por supuesto, como gerente, como empresario, o como responsable de área, quieres tomar las mejores decisiones y acertar.

El análisis DAFO, sin duda, te permite de manera sencilla obtener un diagnóstico de situación de tu empresa, reducir la incertidumbre, y tomar las decisiones estratégicas más adecuadas para mejorar tu situación competitiva.

Sin embargo, antes de elaborar la matriz DAFO tienes que realizar una parte muy importante de análisis interno y externo incorporando datos cualitativos y cuantitativos.

Recuerda que sin análisis, no existe marketing estratégico.

Dicho de otro modo: sin un análisis previo no podrás desarrollar una matriz DAFO que te ayude a tomar decisiones estratégicas.

No todo iba a ser tan sencillo ¿no?

Una vez realizado el análisis DAFO, éste será la ventana a través de la cual podrás ver mejor el futuro de tu compañía.

El análisis DAFO te proporcionará las claves para determinar los objetivos, estrategias, tácticas y lograr así los máximos resultados en tu negocio.

Te cuento todo en este post. ¡Empezamos!

DAFO: En qué consiste y cómo se hace un análisis DAFO

El análisis DAFO es una herramienta analítica que resume la auditoría de marketing y se centra en los aspectos más importantes que pueden afectar al futuro de la empresa.

La matriz DAFO, sin duda alguna, te ayudará a organizar los hallazgos que hayas extraído de la auditoria de marketing de acuerdo con la naturaleza del asunto encontrado: una debilidad (D), una amenaza (A), una fortaleza (F), o una oportunidad (O).

¿Dónde encaja el análisis DAFO en un plan de marketing?

Como te comentaba en la introducción del post, un plan de marketing real de cualquier empresa tiene una parte muy importante de análisis.

El análisis es crucial y determinante, ya que para poner en marcha un plan hace falta una estrategia y para diseñar una estrategia hace falta un diagnóstico con datos cualitativos y cuantitativos que se extraen del análisis previo.

Pues bien, tras realizar un análisis interno y externo de tu empresa (éste es el primer paso de cualquier plan de marketing), es el momento de realizar un diagnóstico de la situación que responda a las preguntas ¿Dónde está tu empresa ahora? ¿En qué estado se encuentra?

Para ello, es necesario utilizar una herramienta adecuada que te permita recoger ordenar, y priorizar la información obtenida del análisis para sacar conclusiones que posteriormente te llevarán a definir los objetivos, estrategias, tácticas y acciones del plan de marketing, en ese orden.

Y esa herramienta que vamos a utilizar se llama Matriz DAFO que recoge los factores más importantes del entorno externo e interno que afectan a tu empresa.

Espero que ahora ya lo tengas claro.
Antes de elaborar una Matriz DAFO tienes realizar un análisis externo e interno de tu empresa.

Si quieres conocer cómo hacer un plan de marketing real de una empresa paso a paso, llévate gratis mi e-book en este enlace: CÓMO HACER UN PLAN DE MARKETING REAL PASO A PASO. 

También te puede interesar el post: ¿Por qué es importante tener un plan de marketing?

 

¡Continuamos!

Ventajas de realizar un análisis DAFO

Existen varios modelos o métodos disponibles para identificar y evaluar el impacto de diferentes problemas o asuntos que pueden afectar al futuro de una empresa.

Sin embargo, debido a las limitaciones de tiempo y dinero, no podrás usar todos los métodos y deberás seleccionar el método más apropiado de acuerdo con tu situación actual.

Personalmente, te recomiendo que utilices el análisis DAFO. En todas las empresas que he trabajado lo hemos utilizado.

Este método es ampliamente utilizado por las empresas porque:

    • Es fácil de entender.
    • Es sencillo de utilizar. Lo puedes hacer tu mismo.
    • Probablemente ya estés familiarizado con esta herramienta.
    • Te proporciona un buen marco para generar futuras decisiones estratégicas.

Ahora bien, no todo es tan sencillo como te lo pueden contar. Y para realizar un buen análisis DAFO, tendrás que tener en cuenta las consideraciones que te explico a continuación.

Consideraciones antes de realizar un análisis DAFO

He visto que el análisis DAFO se utiliza de forma generalizada y, con demasiada frecuencia, se traduce en una mezcla heterogénea de puntos no relacionados.

Si lo haces de esta forma, el análisis DAFO no te servirá para nada en tu negocio.

Para no cometer ese error, te propongo las siguientes consideraciones para mejorar el uso del análisis DAFO:

  • Lleva a cabo un DAFO enfocado. Por ejemplo, grupo estratégico de clientes, competidores, producto, etc.
  • No te quedes sólo en la naturaleza del problema. Introduce  también las variables de tiempo y la dirección del impacto. Como verás en la matriz DAFO que te propongo, consideraremos estas tres dimensiones.
  • Analiza. No sólo describas y acabes con un listado.
  • Relaciona las fortalezas y debilidades internas con las oportunidades y amenazas externas para resaltar las capacidades de la empresa, explotar las oportunidades presentes en su entorno, y hacer frente a las amenazas.

Ahora manos a la obra. ¡Vamos a realizar una matriz DAFO!

Cómo hacer un análisis DAFO de una empresa paso a paso

Veamos esto con un ejemplo real.

  1. Imagínate que eres una escuela de negocios que vende (te refieres a la escuela de negocios, es un singular)  diferentes tipos de cursos de formación.
  2. Ya has realizado un análisis interno y externo de tu empresa de manera concienzuda.
  3.  Ahora es tu turno. Sitúa los factores que has encontrado del análisis interno y externo de tu empresa en la matriz DAFO.

  1. Como te muestro en el la matriz de arriba, según la naturaleza del asunto, si es positivo o negativo, y si viene generado por el entorno interno de la empresa o  el entorno externo, cada punto que te afecte tienes que situarlo dentro del cuadrante debilidad, fortaleza, o amenaza, oportunidad.
  2. ¡Enhorabuena! Acabas de elaborar tu propia Matriz DAFO.
  3. Pero, no te quedes sólo con la naturaleza del problema y con un listado. Introduce  también las variables de tiempo y la dirección del impacto para que puedas tomar buenas decisiones estratégicas.
  4. Como verás en la matriz DAFO que te propongo, consideraremos estas tres dimensiones.

 

Para elaborar la tabla de arriba, lo que he hecho ha sido ordenar los factores de la anterior Matriz DAFO según el impacto y la escala de tiempo. Te aconsejo que tú también lo hagas así. De esta forma, sabrás hacia qué aspectos dirigir más esfuerzos o recursos según su impacto y si te afectarán a corto, medio, o largo plazo.
Puedes deducir que los factores a los que deberás prestar más atención son los que están sombreados en color azul, ya que tienen un alto impacto en la empresa en un corto o medio plazo.
Como ves, la matriz DAFO te proporciona un buen diagnóstico de situación de tu empresa. Además, si utilizas la Matriz DAFO mejorada que te propongo serás más eficiente en la toma de decisiones estratégicas.
Recuerda que cada aspecto que incluyas en la matriz DAFO debe partir de un análisis previo del entorno interno y externo y ser hechos específicos y constatados, cuantitativamente y cualitativamente.

Ya he realizado el análisis DAFO,  ¿y ahora qué?

Una vez hayas realizado el análisis DAFO de tu empresa, tienes que definir los objetivos que quieres conseguir, ya que éstos tienen que corregir tus puntos débiles, potenciar los puntos fuertes y estar orientados a explotar oportunidades.

Estos objetivos, deben de estar siempre alineados con los objetivos y estrategias corporativas y ser lo que los anglosajones llaman ‘SMART’ (Specific, Measureable, Attainable, Relevant, Timely). Es decir, específicos/ concretos, medibles, alcanzables/realistas, relevantes.

¡Tenlo en cuenta!

Una vez establecidos los objetivos tienes que pensar en las estrategias generales que te van a posibilitar alcanzar los objetivos que has definido.

Por lo tanto, tu plan de marketing deberá tener un apartado que diga “Estrategias a utilizar”.

En términos generales, te aconsejo lo siguiente:

  • Reorienta tus estrategias para corregir tus debilidades.
  • Crea planes de acción para afrontar las amenazas detectadas y que sus efectos sean mínimos.
  • Mantén y potencia las fortalezas de tu empresa.
  • Invierte y crea planes ofensivos para explotar las oportunidades de negocio y ser el primero en llegar.

Las estrategias de tu empresa marcarán el éxito o el fracaso de tu negocio.

Por favor, no sigas las estrategias “teóricas” de los libros, porque en el mundo real, no suelen funcionar, o no se pueden aplicar a todos los casos. Si no sería muy fácil que la mayoría de empresas tuvieran éxito, ¿no crees?

Si alguno de los puntos que he ido analizando te resulta difícil de implementar o tienes alguna duda, no te preocupes.

Accede a mi página de servicios y reserva una SESIÓN DE CONSULTORÍA GRATUITA para ayudarte y que despegue tu negocio.

Espero que te haya sido muy útil este post y que dejes algún comentario. 🙂

Solo me falta recordarte que  si quieres conocer cómo hacer un plan de marketing real de una empresa paso a paso, puedes llevarte GRATIS MI E-BOOK en este enlace: CÓMO HACER UN PLAN DE MARKETING REAL PASO A PASO.

¡Estamos en contacto!

Soy Jaime Villalonga y Marketizo tu PYME.

Hola, soy Jaime Villalonga, Consultor de marketing y ventas.

Ayudo a start-ups, pequeños empresarios y pymes a conectar con clientes, activar sus ventas y hacer crecer sus negocios a través de técnicas de marketing y ventas reales que he aprendido en empresas con crecimiento de 2 dígitos.  ¿Crecimiento por casualidad? No. Yo lo llamo “estrategia”

Deja un comentario

Share This